17 de julio de 2019

PROYECTO 7 DIAS: PULSERAS


Día 3


Hoy  trabajé en un nuevo diseño para la pulsera número 3. Me levante a las 6:30 de la mañana y aproveche el tiempo a solas para trabajar, mientras todos estaban durmiendo.

La pulsera que hice hoy fue diferente a las demás por sus colores y formas que la hacen lucir.
Pensé en dar un significado que explicara con más detalles el diseño. Después de haber escuchado un montón de Podcast de motivación, ventas, psicología, etc. No tuve otra opción que construir toda esa información en piezas pequeñas de colores.

Recién termino de escuchar uno de los mensajes más motivadores que jamás escuché en mi vida.
Pienso en lo mucho que me ayuda poder escuchar (con atención) a todas las personas que dedican su tiempo y energía en compartir sus conocimientos.
A veces siento que estoy de vuelta en la escuela, con la única diferencia de que ahora estoy más interesada en aprender.



Lo he dicho y lo confirmo. Es un placer enorme poder tomar la decisión de aprender. Me doy cuenta que disfruto este momento a solas con mis audífonos, tejiendo y escuchando.

Trato de recuperar con todas mis fuerzas todo aquello que me fue dado en un tiempo atrás, lo que nuestros padres trabajaron duro para dárnoslo: nuestra educación.

Nunca es tarde. Todos podemos comenzar sin necesidad de ir a la escuela. Lo podemos hacer desde la comunidad de nuestro hogar. Cuidando de los nuestros, haciendo nuestras labores y dedicando un espacio para nosotros mismos.

Todo es posible, lo siento aquí adentró. Y lo quiero compartir con ustedes.

El fuego no solo aparece, no nace de un soplo o se imagina.
Comienza con una chispa de creer.
La noción de que algo se puede llevar acabo antes de que comience a materializarse.
Creer es mirar las piezas alrededor tuyo y entender que de alguna u otra manera, todas las piezas se juntarán para crear el resultado deseado.
Es la columna vertebral de cualquier búsqueda.
Acercándote a  lo desconocido y  derrumbandolo.
Defendiéndonos de los miedos, las inseguridades y los monstruos en nuestra mente.
Cuando fracasamos, es por qué hay obstáculos que son más grandes que nosotros y sucumbimos a esa realidad.
Pero cuando entendemos que creer, el mismo proceso de pensamiento que puede ser nuestro mayor disgusto, también es nuestra valiosa motivación.
Nos volvemos sin límites.
Si tú sabes que vas a cruzar el final de la línea, si estás segura, si lo puedes sentir y ver.
Todo lo demás se convierte en poca importancia.
Porque tú sabes quien eres, y en dónde debería estar, esa es la parte desafiante.
Una vez que estés consciente de eso, es solo cuestión de poner un pie enfrente del otro.



♥️

6 comentarios: